28 junio, 2019

El 90% de las migrañas pueden ser ocasionadas por intolerancias alimentarias

Un estudio apunta que el 90% de las migrañas puede estar causado por intolerancia alimentarias.

Además, esta investigación, realizada por la Fundación Migraña y la Sociedad Andaluza para el Estudio de las Enfermedades por Alimentos, revela que el 80% de las enfermedades crónicas, como puede ser la migraña o la fibromialgia, tiene su origen en un trastorno alimentario. 

En las conclusiones de dicho estudio los especialistas indican que en el 95% de los casos estas enfermedades crónicas, como la migraña, que están provocadas por la ingesta de ciertos alimentos se pueden curar modificando la dieta.

Acepto la Política de Privacidad y Protección de Datos que he podido leer aquí

¿Por qué los alimentos que ingerimos provocan migraña?

Existe una relación entre la ingesta de determinados alimentos con la migraña. Una de las 20 enfermedades más incapacitantes del ser humano. Tras estudiar durante décadas esta relación se ha comprobado que los alimentos que causan estos dolores de cabeza contiene histamina en distintos grados.

Por lo que la migraña no aparece por el consumo de un alimento sino un consumo elevado de alimentos que tienen distintos niveles de histamina.

Hay que señalar en este punto que la histamina es metabolizada por la enzima DAO. Cuando en la sangre hay un exceso de histamina, la enzima no puede metabolizarla toda por lo que se acumulará en el torrente sanguíneo. La consecuencia: aparición de migraña, dolor muscular y trastornos digestivos y cutáneos.

Los 10 alimentos ricos en histamina que causan migrañas alimentarias

Cuando hablamos de alimentos ricos en histamina podemos quedarnos algo perdidos y no saber qué alimentos ingerimos a diario que lo contienen.

A continuación, detallamos 10 alimentos habituales en la dieta y que debemos eliminar para evitar las migrañas alimentarias:

  • Alimentos con gluten (pan, pasta, bollería…)
  • Alimentos procesados (embutidos, carnes procesadas…)
  • Lácteos
  • Soja y derivados. Incluir la comida asiática, sopas enlatadas y pescados (salmón ahumado), todos ellos ricos en glutamato monosódico.
  • Huevos
  • Determinadas frutas y verduras (tomate, pepino, aguacate, espinacas, plátanos, cítricos, fresas)
  • Chocolate
  • Alcohol
  • Marisco
  • Frutos secos, judías blancas, guisantes, habas y levadura de cerveza

Las causas de la intolerancia a la histamina

La intolerancia a la histamina se desarrolla cuando la enzima DAO es incapaz de degradar la histamina y puede provocarse por tres motivos:

  • Origen hereditario, es decir, en la familia hay varios miembros con una actividad deficiente de la enzima DAO.
  • Déficit de DAO por padecer enfermedades inflamatorias intestinales (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa…)
  • Toma de medicamentos que bloquean la actividad de dicha enzima.

¿Quiénes son más propensos a tener histaminosis alimentaria y migraña?

  • Personas que sufran alergias alimentarias ya que tienen más sensibilidad a la histamina.
  • Personas con dermatitis atópica también puede tener una baja actividad de la enzima mencionada anteriormente.
  • Ciertos estudios apuntan a que es más frecuentes en mujeres que en hombres
  • En el embarazo la actividad de la enzima DAO se multiplica por 500 y se reducen los episodios de migraña.

La prueba clave para detectar migrañas de origen alimentario

Existe una prueba en Eurofins LGS Megalab que permite detectar el déficit de la enzima DAO y, por tanto, si el paciente tiene migrañas de origen alimentario. Consiste en un análisis de sangre que mide el nivel de dicha enzima. 

Antes de realizar la prueba es importante consultar sobre la toma de medicamentos ya que hay algunos que inhiben la acción de la enzima DAO.

¿Existe tratamiento?

El déficit de la enzima DAO no se puede curar pero hay formas de evitar las migrañas alimentarias. Por ello los especialistas recomiendan hacer cambios en la dieta para incorporar alimentos bajos en histamina. Se recomienda no ingerir alcohol ya que inhibe el trabajo de la enzima DAO.

Haciendo estos pequeños cambios en la rutina diaria el paciente mejorará su calidad de vida.

 

Acepto la Política de Privacidad y Protección de Datos que he podido leer aquí

Actualidad, Noticias , , ,