28 febrero, 2017

La seguridad alimentaria comienza con un análisis de alimentos 

Todas las familias quieren los mejores productos en su mesa a la hora de comer. Para lograrlo las empresas realizan análisis de alimentos a todos sus productos. De esta forma se intenta conocer más sobre la composición de los alimentos y nos aseguramos de que cumplen con la normativa sanitaria vigente, por lo que son aptos para el consumo. De la calidad tanto de los alimentos como del agua que ingerimos va a depender en gran parte nuestra salud.

Un alimento contiene componentes nutricionales y otros aditivos que se añaden en el proceso de elaboración. Además, tras el análisis se comprueba como algunos productos contienen componentes exógenos como sustancias contaminantes, toxinas, fertilizantes, metales….

Los pasos a seguir en el análisis de alimentos

El análisis comienza con la toma de una muestra que se conserva y trata para ser posteriormente analizada. La elección de la muestra y el método de muestreo dependerán de la finalidad del análisis.

Los análisis que realizamos en el laboratorio son:

  • El primer paso consiste en la realización de un análisis organoléptico con el que observamos la apariencia, color, olor, sabor y textura.
  • Análisis físico-químico para obtener datos cuantitativos relacionados con la composición y valor nutricional del producto.
  • Análisis microbiológicos, para estudiar toxiinfecciones alimentarias, es decir, se comprueba la presencia de microorganismos nocivos para la salud.
  • Estudio de vida útil: se comprueban las características organolépticas (sabor, olor, textura,…) y microbiológicas, con la finalidad de establecer la fecha de caducidad o de consumo preferente de un alimento.
  • Estudio nutricional: se analiza la composición nutricional de los alimentos (Grasas, proteínas, sal, vitaminas, ácidos grasos,…..). Es muy importante para la elaboración de etiquetados de los alimentos en el cual el consumidor quiere saber tanto su valor nutricional como las sustancias que algún grupo de población que les puedan producir alergias y/o intolerancias alimentarias.
  • Se analiza la presencia de toxinas tanto de origen biológico (micotoxinas, toxina botulínica,…) o químicas (mercurio, plomo,…)
  • En este punto analizamos residuos que aparecen en la cadena alimentaria bien sea por el uso de antibióticos en el ganado como plaguicidas en la agricultura.

En LGS-Análisis realizamos análisis de alimentos destinados a alimentación humana como animal, colaborando en la seguridad alimentaria de todos a través de asesores, responsables de calidad, empresas, ganaderos, particulares e inspectores de salud pública.

 

 

 

 

Actualidad, Noticias