3 abril, 2019

¿Qué es la hormona anti-mülleriana?

La hormona anti-mulleriana es una sustancia que segregan las folículos ováricos. Con el paso de los años se reduce la producción de esta hormona, ya que el ovario está envejecido. Al analizar los niveles de esta hormona podemos conocer la reserva ovárica de la paciente, es decir, podemos conocer tanto la calidad como la cantidad de los óvulos que la mujer tiene en ese momento.

Con los resultados de un análisis de la hormona anti-mulleriana la mujer, que está pensando en quedarse embarazada, conocerá los óvulos denominados ‘válidos’. Así puede tomar una decisión sobre si se plantea o no comenzar un proceso de reproducción asistida o de crio preservación de sus propios ovocitos.

La reserva ovárica disminuye a partir de los 35 años

La reserva ovárica es lo que indica en qué estado se encuentra la fertilidad de la mujer, ya que indica cuántos óvulos tiene en buen estado. Por lo tanto, si la reserva ovárica es alta tendrá unas mayores probabilidades de quedarse embarazada.

Al nacer la mujer va a tener un millón de óvulos. Estos niveles descienden en la pubertad cuando llegando a 300.000 óvulos y al alcanzar los 35 años comienza un descenso progresivo. En cualquier caso, estos son datos generales porque en cada mujer la reserva ovárica será diferente según su genética, estilo de vida o edad.

¿Cuándo se considera que la reserva ovárica está en niveles correctos?

Al realizar la prueba de la hormona anti-mulleriana podemos calcular la reserva ovárica. Cuando los resultados apunten a que hay 10 folículos en ambos ovarios, la paciente tiene una reserva ovárica normal. Si supera los 20 está en niveles altos y si baja de 8 o 10 estará en niveles bajos.

¿Cómo se analiza la hormona anti-mulleriana?

La hormona anti-mulleriana se analiza a través de un análisis de sangre. Se puede realizar en cualquier momento del ciclo menstrual, porque los niveles de dicha hormona están estables en todo momento.

¿Quién puede realizar esta prueba?

La prueba de la hormona anti-mulleriana está recomendada en mujeres que deseen posponer su maternidad o quieren comenzar un tratamiento de reproducción asistida y desean conocer en qué estado se encuentra su reserva ovárica para tomar una decisión al respecto.

También es frecuente en mujeres que han realizado una cirugía de ovarios o han recibido quimioterapia o radioterapia.

Acepto la Política de Privacidad y Protección de Datos que he podido leer aquí

Actualidad, Noticias , ,