Blog

3 enero, 2018

El cortisol, la hormona relacionada con el estrés

El cortisol se considera entre la comunidad científica como la ‘hormona del estrés’, ya que el cuerpo la produce ante situaciones de tensión. La segregación de cortisol está controlada por el hipotálamo en el cerebro, la glándula pituitaria y la glándula suprarrenal.

Cuando una persona sufre una situación de tensión o de estrés, las glándulas suprarrenales segregan cortisol, que se encarga de preparar el cuerpo para una respuesta de ‘huida’. Para ello aumenta los niveles de glucosa en sangre como fuente de energía inmediata.

A su vez el cortisol inhibe la producción de insulina para evitar que se almacena la glucosa y pueda ser utilizada inmediatamente.

El cortisol también estrecha las arterias, la epinefrina aumenta la frecuencia cardiaca y el corazón bombea con más fuerza. Tras superar el momento de estrés todos los niveles deben volver a la normalidad.

El problema surge cuando estas situaciones se mantienen constantemente por lo que el cuerpo bombea continuamente cortisol generando graves problemas de salud.

El estrés altera la producción de saliva

La saliva es fundamental en el organismo ya que realiza la función de limpieza de la boca, regulación de bacterias, facilita el habla y la digestión, entre otras.

El estrés crónico y la ansiedad alteran la producción de saliva, concretamente pueden conllevar una sensación de sequedad bucal por la disminución de la misma, lo que se conoce como xerostomía.

El sistema nervioso central se ve alterado en situaciones de estrés y, en consecuencia, se afectan órganos y glándulas del cuerpo, entre ellas las salivales.

Análisis de saliva para diagnosticar estrés

El cortisol, la dhea (dehidroepiandrosterona) y la melatonina son las tres hormonas que se segregan en situaciones de estrés. A través de una muestra de saliva se pueden comparar estos niveles con los valores normales y determinar en qué fase de estrés se encuentra el paciente

Para ella se realiza la llamada curva de Biorritmo de Cortisol, ya que el cortisol alcanza diferentes niveles a lo largo del día. Cuando hay estrés esos niveles se mantienen altos durante todo el día.

También se realiza la curva de DHEA en saliva para determinar la fase del estrés en que se encuentra el paciente.

En LGS suministramos un kit de recogida para que los pacientes puedan realizar desde su casa o trabajo de manera cómoda. Éstos deben recoger muestra salival cuatro veces al día y entregarlas en el centro de extracción a la mañana siguiente.

Consecuencias del estrés crónico en la salud

El estrés crónico tiene graves consecuencias en la salud, tanto a nivel físico como mental.

  • Mayor riesgo cardíaco que puede provocar ataques al corazón o aumento de la presión arterial.
  • Disminución de las defensas debilitando el sistema inmunológico y pudiendo ocasionar enfermedades, incluso cáncer.
  • Aumento de peso, ya que el incremento de cortisol estimula las hormonas del apetito y reduce aquellos que nos sacian.
  • Depresión, irritabilidad, mal humor y baja autoestima.
  • Insomnio, falta de atención o estreñimiento.
Actualidad, Noticias ,