Test de Sensibilidad alimentaria A200

199,00

Descubre una posible sensibilidad alimentaria a más de 200 alimentos.

Descripción

Las sensibilidades alimentarias en muchas ocasiones pasan desapercibidas, ya que los síntomas que generan se confunden con otras dolencias. Es preciso que los pacientes conozcan si alguno de los alimentos que consumen habitualmente les ocasiona una reacción patológica. El desconocimiento de esta situación puede dar lugar a un daño progresivo a la salud.

En Eurofins Megalab Canarias ofrecemos el Test de Sensibilidad Alimentaria A200 con un descuento especial SOLO EN NUESTRA TIENDA ONLINE.

 

¿Cómo solicitar el asesoramiento nutricional gratuito?

  • Análisis de Sangre
  • Informe de resultados

¿Qué es la sensibilidad alimentaria?

La sensibilidad alimentaria afecta aproximadamente al 40% de la población y se produce cuando al consumir ciertos alimentos nuestro sistema inmunológico reacciona frente a ciertas proteínas del alimento a las que se ha sensibilizado previamente. Esto causa síntomas digestivos como hinchazón abdominal, digestiones pesadas, dolor de estómago, diarrea o estreñimiento. Además, pueden asociarse síntomas como migraña, cefaleas, dolor muscular, cansancio, trastornos del sueño y alteraciones en la temperatura y en la piel, al ser una enfermedad sistémica.

Hay que apuntar que la sensibilidad alimentaria no es lo mismo que la alergia alimentaria. Esta última produce una reacción más rápida del sistema inmunológico (mediada por anticuerpos de tipo IgE) y puede ser más peligrosa para la salud. De hecho, en Navidad es muy común que los frutos secos, el marisco, el pescado o algunas frutas produzcan reacciones alérgicas en adultos.

También hay que diferenciarla de la intolerancia alimentaria que afecta al 10% de la población. En este caso, el problema está en que se carece de los mecanismos necesarios para digerir el alimento problemático, por ejemplo, de lactasa en la intolerancia a la lactosa o de la enzima DAO en la intolerancia a la histamina.

Ventajas del test

  • Te ayuda a implantar una dieta más sana.
  • Te ayuda a perder peso.
  • Ganas vitalidad.
  • Te sientes mejor eliminando los alimentos a los que presentas sensibilidad.

Trastornos que provoca la sensibilidad alimentaria

  • Trastornos gastro-intestinales (50%): Dolores abdominales, constipación, diarrea, hinchazón, síndrome del colon irritable. Es la patología que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria.
  • Procesos dermatológicos (16%): Acné, eczema, psoriasis, rashes, urticaria, picor.
  • Molestias Neurológicas (10%): Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
  • Molestias respiratorias (10%): Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos puede haber solapamiento con un proceso alérgico.
  • Trastornos psicológicos (11%): Ansiedad, letargia, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (principalmente en niños).
  • Otros: Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.

¿Tiene relación la sensibilidad alimentaria y la obesidad?

Las personas obesas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento han experimentado pérdidas de peso al eliminar de la dieta los alimentos frente a los que se presentaba una sensibilidad alta.


 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.