Cómo saber si tienes celiaquía

La enfermedad celíaca (EC), es una entidad clínica, que se caracteriza por la imposibilidad de los individuos que la padecen de digerir un conjunto de proteínas que se encuentran en algunos cereales como son el trigo, la espelta, la cebada, el centeno y la avena. Estas proteínas se denominan gluten.

Cómo afecta el gluten

Los individuos cuando consumen gluten en su dieta producen anticuerpos que actúan contra el intestino del propio individuo, lo que causa atrofia de la pared intestinal, y conlleva malnutrición y malabsorción.

Si no se trata con una dieta exenta de gluten, en algunos casos, puede conducir a ciertos tipos de cánceres intestinales.

Por qué se tiene celiaquía

Se sabe que hay una predisposición genética a padecerla, por lo que es importante el estudio de los familiares de los afectados, y analizar el HLA DQ2 y HLA DQ8, que mide la predisposición.

La transglutaminasa es la enzima que utiliza como sustrato las proteínas del gluten, principalmente la gliadina; los complejos formados por transglutaminasa-gliadina son capaces de iniciar una respuesta autoinmune en los individuos genéticamente predispuestos.

En cuanto a la clase de inmunoglobulina sintetizada, es mayoritariamente IgA e IgG, hallándose en pocos casos IgM, debido a su corta permanencia en circulación en los casos de mucosa gástrica.

¿Qué síntomas advierten de la enfermedad celíaca?

La EC es una afección crónica que puede manifestarse a cualquier edad, aunque popularmente se crea que es una patología que se presenta exclusivamente en pacientes pediátricos en los primeros años de vida, esperando que estén presentes como síntomas frecuentes son:

  • Diarrea.
  • Pérdida de peso.
  • Anemia.
  • Deposiciones frecuentes, blandas, grasientas, pálidas y pestilentes.
  • Dolor abdominal.
  • Hinchazón, gases, indigestión.
  • Cambio de carácter.
  • Dolores de huesos y articulaciones.

En los últimos 15 años la presentación clínica de la EC ha sido reconsiderada, caracterizándose por la heterogeneidad en la forma de manifestarse y en el tipo de sintomatología que desarrollan los celíacos.

La EC puede estar oculta por décadas y puede manifestarse en cualquier etapa de la vida. Los síntomas pueden variar de una persona a otra y pueden ser de origen intestinal o extraintestinal. Hay pacientes que desarrollan sintomatología típica, algunos son monosintomáticos con presencia de algún síntoma atípico y la mayor parte de los celíacos no presenta sintomatología alguna. Existen celíacos asintomáticos, monosintomáticos y polisintomáticos.

¿A qué edad se presenta la celiaquía?

En los últimos años se ha observado un gran incremento de su prevalencia a nivel mundial como consecuencia también de cambios en la alimentación.

La lactancia materna y la introducción tardía del gluten en la dieta de los lactantes se han manifestado como factores que disminuyen el riesgo de aparición de la enfermedad.

La edad de aparición en niños de la EC, es cuando pasan de la lactancia materna a la dieta con gluten.

En los adultos, se presenta con más frecuencia entre los 20 y 40 años en el sexo femenino y en más de 40 años en el sexo masculino. Aproximadamente el 70% de los casos informados corresponden a mujeres con una relación 3 a 1.

Grupos con alta prevalencia de enfermedad celíaca

La EC se describe casi exclusivamente en sujetos de raza blanca siendo muy difícil su presencia en raza asiática o negra.

Algunos grupos de riesgo muestran una alta prevalencia de EC asociada. Estos son:

  • Familiares de primer y segundo grado de pacientes celíacos.
  • Pacientes con DM1 (diabetes mellitus insulino dependiente) presentan mayor riesgo de padecer EC que la población sana. Numerosos estudios confirman que dicha prevalencia oscila entre el 2.5 y 5 %.
  • Personas con trastornos inmunes tiroideos (tiroiditis autoinmune crónica, tiroiditis de Hashimoto, y enfermedad de Graves) o gastrointestinales (hepatitis autoinmune, cirrosis biliar primaria).
  • Individuos con enfermedades del tejido conectivo (artritis reumatoidea, Síndrome de Sjogren).
  • Personas con Síndrome de Down.
  • Sujetos con deficiencia de IgA.
  • Individuos con trastornos neurológicos (epilepsia, calcificaciones cerebrales occipitales, ataxia, neuropatías periféricas, demencia, esclerosis múltiple y leucoencefalopatia).

¿Qué es lo que no pueden comer los celíacos?

Deben evitar pan, pasta y productos derivados del trigo, centeno y cebada, y a grandes rasgos y de manera generalizada, los celiacos pueden comer sin problemas alimentos frescos (carne, pescado, leche, huevos, frutas y frutos secos crudos).

¿Cómo se logra diagnosticar la celiaquía?

Para el diagnóstico se recomienda la determinación de anticuerpos de tipo IgA de transglutaminasa y la medición de la Inmunoglobulina IgA total, por si hubiera deficiencia, ya que la incidencia de déficit de IgA es un 10% superior en los celíacos y en los niños menores de 2 años.

Para el caso de déficit de IgA se utiliza la determinación de IgG, que es menos específica pero también presenta una buena sensibilidad.

En LGS, disponemos de un análisis para detectar una posible celiaquía, compuesto por las siguientes pruebas:

  • Anticuerpos IgA total
  • Anticuerpos IgA anti-Gliadina
  • Anticuerpos IgA anti-Transglutaminasa

En caso de que le salga positivo, deberá acudir a su médico de confianza, para que le de los mejores consejos.