ANÁLISIS ENFERMEDADES TRANSMISIÓN SEXUAL

¡NO TE COMAS LA CABEZA!
Hazte la prueba LGS ANÁLISIS de Enfermedades de Transmisión Sexual

Más del 40% de los adultos reconoce haber mantenido relaciones sexuales sin protección en alguna ocasión, lo que aumenta el riesgo de contagio de alguno de los más de 20 tipos de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que existen. En fechas puntuales, como carnavales o verano, la incidencia de estas enfermedades aumenta considerablemente en Canarias.

Muchas de estas ETS no muestran síntomas. Por ello, la detección precoz es clave tanto en el tratamiento de la enfermedad como en el control de su contagio. En LGS ANÁLISIS hemos creado un perfil específico para diagnosticar o descartar enfermedades venéreas por biología molecular. Solo es necesario realizar un sencillo análisis de sangre.

Si piensas que puedes haber contraído alguna enfermedad de transmisión sexual, no te comas la cabeza… Hazte la prueba LGS ANÁLISIS por 95€ y obtén un 10% de descuento al comprarlo a través de nuestra tienda online. ¡No esperes más!

Haz tu pedido YA

Ahora puedes solicitar el Análisis de ETS a través de nuestra tienda online.

95,00 85,50

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Llámanos: 922 533 680 / 928 232 947
o rellena el formulario:

La importancia de detectar a tiempo las Enfermedades de Transmisión Sexual

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) suponen un grupo de patologías que pueden acarrear consecuencias nefastas, sobre todo si no se diagnostican precozmente. Alguna de ellas incluso, hasta que no se encuentran en un estado muy avanzado, se presentan sin síntomas; ahí es cuando surgen las complicaciones, en ocasiones, irreversibles. La detección de las ETS antes de su desarrollo, su tratamiento y la prevención, suponen pilares fundamentales en toda política de Salud Pública de las sociedades avanzadas. El Laboratorio LGS ANÁLISIS ha adquirido recientemente la tecnología que le permite detectar una gran cantidad de estas enfermedades.

Existen numerosas ETS. Algunas se presentan con erupciones o lesiones cutáneas, dolor en los genitales, ardor al miccionar, fiebre o malestar general, entre otros síntomas. Sin embargo, algunas enfermedades pueden pasar semanas, meses e incluso años sin que generen sintomatología. De hecho, en ocasiones estos síntomas no aparecen nunca, aunque el portador de la enfermedad puede seguir contagiándola. Por este motivo, su detección es un factor clave no solo para iniciar cuanto antes el tratamiento, sino para evitar que la enfermedad se propague y extienda.

 

Causas de las ETS

Las ETS pueden estar causadas por bacterias, virus o parásitos. Algunas de las más conocidas son las clamidias, gonorrea, VIH, virus del papiloma humano, herpes genital y sífilis, entre otras. Algunas de ellas, si no son detectadas a tiempo y tratadas pueden causar graves trastornos e incluso la muerte, como el VIH, causante del SIDA. Además, este tipo de patologías pueden acarrear serios problemas de salud al bebé, en caso de embarazo, tales como malformaciones o partos prematuros.

En la actualidad los análisis de sangre, de muestras ginecológicas y orina son suficientes para detectar las ETS, aunque no se sufran síntomas. LGS Análisis tiene a su disposición la tecnología necesaria para realizar una amplia gama de detecciones.

 

¿En qué consiste la prueba para detectar las Enfermedades de Transmisión Sexual?

Detección mediante biología molecular de 7 patógenos que se transmiten sexualmente: Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae, Mycoplasma hominis, Mycoplasma genitalium, Ureaplasma parvum, Ureaplasma urealyticum y Trichomonas vaginalis. De esta manera cubre ampliamente los causantes más frecuentes de uretritis y cervicitis. Este nuevo perfil también permite la detección del VIH y Sífilis. El primero se realiza detectando Anticuerpos y Antígeno P24 mediante quimioluminiscencia.

Toma de muestras:

  • Para hombres, se utiliza la primera micción de la primera orina de la mañana o tras haber pasado dos horas sin orinar y extracción de sangre.
  • Para mujeres, se utiliza la primera micción de la primera orina de la mañana o tras haber pasado dos horas sin orinar, o toma de exudado endocervical por su ginecólogo y extracción de sangre.