27 febrero, 2019

¿Cómo interpretar los resultados de los análisis de sangre en deportistas?

Una de las principales recomendaciones que realiza la Organización Mundial de la Salud para mantener una vida sana es realizar deporte. La práctica de cualquier actividad física debe realizarse de forma controlada y con un seguimiento médico para comprobar cómo responde el organismo ante dicha actividad.

Los deportistas deben realizar análisis de sangre de forma periódica con el fin de poder conocer en qué estado se encuentra su salud y su rendimiento físico. Con la información que obtienen en los resultados pueden adaptar el entrenamiento para lograr objetivos, mejorar marcas…

¿Por qué es importante realizar un análisis de sangre en deportistas?

Los análisis de sangre en deportistas tienen estos objetivos:

  • Detectar signos de sobre entrenamiento para adaptar las sesiones
  • Descartar la presencia de factores de riesgo cardiovascular
  • Descartar diabetes
  • Comprobar que no hay anemia o déficit de hierro por una mala alimentación

En el caso de las personas que realizan deporte para bajar de peso, hay que tener en cuenta que estos resultados muestran las adaptaciones musculares o cambios fisiológicos que se están produciendo.

A corto plazo podemos medir estos cambios con un análisis de sangre y comprobar si se está realizando el entrenamiento de forma correcta o si el organismo se está adaptando bien al nuevo entrenamiento y dieta.

Área de interés

Acepto la política de privacidad

La extracción de sangre debe ser en ayunas

Las pautas a seguir a la hora de realizar una extracción de sangre en un análisis para deportistas son las mismas que para cualquier otro análisis rutinario. Será necesario, por tanto:

  • Acudir en ayunas
  • La cena y entrenamiento del día anterior deben ser suaves

¿Cuántos análisis se debe hacer un deportista al año?

Por lo general, se recomienda que realice un análisis de sangre cada tres meses o como mínimo uno al año. En los deportistas profesionales se recomienda que éstos coincidan con el inicio de la temporada, al finalizar los ciclos de entrenamiento, en el momento de mayor volumen aeróbico y al comienzo de las competiciones.

En cualquier caso, si durante el año el deportista manifiesta fatigas, anemias, mareos, bajo rendimiento o debilidad muscular deberá consultar a su médico para realizar pruebas complementarias que determinen el origen de esos síntomas.

¿Qué valores de la sangre se analizan?

Uno de los principales valores que se analizan son los hematológicos, es decir, glóbulos rojos, hematocritos y hemoglobina. El resultado de ellos indicará si se transporta la cantidad correcta de oxígeno y la resistencia que éste soportará.

Cuando el recuento de glóbulos rojos es bajo indica que puede haber anemia, aunque es cierto que hay deportistas de alto rendimiento que tienen la llamada ‘anemia del deportista’, que tan solo es un reajuste de su organismo a la actividad física.

En los deportistas que pasan temporadas en alta montaña los hematocritos (volumen total de sangre compuesto por glóbulos rojos) es mayor para adaptarse al menor porcentaje de oxígeno. Los valores normales oscilan entre los 40-54% en hombres y los 38-47% en mujeres.

Por otro lado, se analizan los leucocitos o glóbulos blancos ya que intervienen en la defensa del organismo antes ataques de sustancias o infecciones. Debe tener unos niveles de entre 4,500-10,000 por microlitro.

También se estudian los niveles de glucosa en sangre para descartar la diabetes.

¿Por qué la sangre de los deportistas es diferente?

Antes de comenzar a explicar esto es importante conocer que la sangre se divide en un 55% de plasma sanguíneo y un 45% de células. Cuando un deportista empieza a hacer actividad física aumenta su volumen plasmático en un 20-25%, lo que conlleva un aumento del volumen total de sangre en el cuerpo.

Este incremento hace que la sangre llegue a todo el músculo y mantenga la temperatura corporal a pesar del esfuerzo.

Al aumentarse el volumen plasmático la sangre se diluye, lo que es totalmente normal y le permite no tener fatiga e incrementar las cargas del entrenamiento. Esta dilución de la sangre hace que algunos valores aparezcan bajos en el análisis de sangre, como los glóbulos rojos, ferritina…

Área de interés

Acepto la política de privacidad

Actualidad, Noticias ,