Blog

25 mayo, 2017

Factores que interfieren en los resultados del análisis de sangre

A la hora de realizar un análisis de sangre hay una serie de factores externos e internos que pueden interferir y arrojar unos resultados alterados. Aunque generalmente se entiende que se debe acudir en ayunas, hay otros aspectos de la rutina diario que pueden alterar la muestra y, por tanto, el valor que se obtiene no refleja la situación real del paciente.

Medicamentos previos a un análisis de sangre

Una de las cuestiones que mayores dudas plantea es la medicación. Para evitar que éstos interfieran en los resultados, se debe comunicar tanto al médico como al laboratorio el tratamiento del paciente para que puedan analizar si es posible suspenderlo temporalmente.

Los antibióticos, los antiinflamatorios y la aspirina afectan a los resultados de coagulación de la sangre. Asimismo, se ha observado como algunas vitaminas también influyen. Por ejemplo, la vitamina C altera la creatinina y la vitamina E puede interferir en las pruebas de agregación plaquetaria.

El consumo de alcohol y tabaco altera los resultados finales

El alcohol y el tabaco son dos factores que alteran notablemente algunos valores analizados.

En el caso de las bebidas alcohólicas, éstas interfieren en los resultados de triglicéridos, colesterol, Gama GT, glucosa y provocan cambios en las concentraciones de ciertas enzimas del hígado. Por ello, se debe evitar su consumo en los tres días previos al análisis.

Por otro lado, el tabaco afecta a la curva de glucosa y a las pruebas de la agregación plaquetaria. Estos cambios se observan a la hora siguiente de haber fumado y afecta de forma diferente según la edad y género del paciente. Por tanto, no se debe fumar antes de la extracción.

En las pruebas de aliento y con el fin de evitar resultados falsamente negativos, se debe esperar cuatro semanas después de tomar antibióticos y dos semanas desde la última dosis de antiácido.

Pautas a seguir el día anterior a la extracción

El día anterior a la extracción se debe evitar realizar ejercicio físico intenso, ya que modifica los glóbulos rojos, la bilirrubina, el potasio, el ácido úrico y las enzimas musculares.

En cuanto al ayuno, si se va a realizar un hemograma no es necesario. En caso de analizar los valores de glucosa éste debe ser de al menos 8 horas. A la hora de analizar determinados valores puede llegar a ser necesario un ayuno de 12-14h. Esto incluye los chicles o caramelos que contienen azúcares que modifican los niveles de glucosa en sangre.

El paciente podrá ingerir pequeñas cantidades de agua, sobre todo si debe estar en ayuno. En el caso de realizar un análisis de orina la cantidad ingerida no debe ser superior a un vaso.

Si antes de realizar un análisis de sangre u orina en cualquiera de nuestros centros tiene dudas sobre las pautas a seguir, puede poner en contacto con nosotros y resolveremos sus dudas. 

Actualidad, Noticias , ,