Blog

10 abril, 2018

¿En qué consiste el análisis de riesgo cardiovascular?

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en España, por lo que conocer cuál es el riesgo de sufrir una enfermedad de este tipo ayuda a prevenir, eliminar factores de riesgo cardiovascular y comenzar con un tratamiento a tiempo.

En nuestros laboratorios hemos creado un perfil analítico específico que permite conocer el riesgo cardiovascular de cada persona con una sencilla muestra de sangre.

¿A qué se refiere al hablar de riesgo cardiovascular?

En primer lugar debemos conocer qué es exactamente el riesgo cardiovascular. Éste se refiere a la probabilidad de sufrir un evento cardiovascular en los próximos 10 años.

Tener un mayor o menor riesgo viene determinado por factores de riesgo, que pueden ser modificables (tabaco, alcohol, sedentarismo, mala alimentación…) o no modificables (edad, sexo, antecedentes familiares…). Uno de los riesgos más comunes suele ser el colesterol, esa grasa natural que se encuentra en el organismo y que puede ser ‘buena’ o ‘mala’. ¿Quieres saber qué niveles tienes de colesterol? Conócelo aquí.

Los estudios revelan que el 30% de los españoles de 35 a 65 años tienen dos de estos factores de riesgo, mientras que el 6% llegan a presentar hasta tres. Esto aumenta considerablemente el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Además, hay que tener en cuenta que muchos de estos factores de riesgo son asintomáticos, por lo que nos encontramos con una alta parte de la población, sin síntomas, con factores de riesgo cardiovascular y con un alto riesgo de desarrollar estas enfermedades.

¿Qué evalúa el análisis de riesgo cardiovascular?

En LGS Análisis realizamos un perfil de aterosclerosis y factores de riesgo de infarto de miocardio (ATERO) que analiza diferentes valores de la sangre, tal y como puedes ver aquí.

Antes de realizar el análisis se debe estar en ayuno durante 8 horas y haber cenado ligero la noche anterior.

¿Quién debe realizarse este tipo de análisis?

Los especialistas recomiendan realizarlo como mínimo una vez al año. Aunque este perfil lo puede realizar cualquier persona interesada en conocer el estado de salud de su corazón y su riesgo cardiovascular, está especialmente indicado en aquellos entre 35-65 años con riesgo intermedio o alto.

También está indicado en personas con antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares o sin antecedentes pero con riesgo bajo.

 

Actualidad, Noticias ,