25 enero, 2018

Qué debes saber del diagnóstico del cáncer de colon

El cáncer de colon es el más frecuente de las neoplasias en España. En los hombres es el más común después del cáncer de pulmón y en las mujeres después del cáncer de mama.

El cancer colorrectal es más frecuente en el colon, en el intestino grueso, colon derecho, transverso e izquierdo y un poco menos frecuente es el cáncer de recto.

En las primeras fases no presenta síntomas

Según la localización y la fase en la que se encuentre se pueden presentar síntomas muy diversos.

Por lo general, en los estadios iniciales no tiene síntomas, pero se puede detectar precozmente.

En grados más avanzados, el cáncer de recto se suele manifestar con sensación de falsas ganas de evacuar y con rectorragia (emisión de sangre roja).

Por su parte, el cancer de colon derecho se puede manifestar con sensación de masa, dolor abdominal, oclusión, alteración del tránsito o pérdida de peso.

El diagnóstico del cáncer de colon

Se diagnostica de manera definitiva con una colonoscopia, es decir, la visión macroscópica de la lesión, la toma de la biopsia y el estudio microscópico de éste. Este es el diagnóstico estándar.

Aun así, se puede prevenir mediante la práctica de dos sencillas pruebas. Una de ellas es comprobar si hay presencia de sangre oculta en heces. En estos casos, el paciente no manifiesta síntomas, por lo que se somete a un método de cribado sencillo, no invasivo, como el test de sangre oculta en heces y si da positivo debe someterse entonces a una colonoscopia.

Otra opción para prevenir el cáncer de colon, es a través de un análisis de sangre Septina9. Esta prueba detecta la forma metilada del gen Septina 9 (mSEP9). Se trata de un nuevo marcador tumoral genético presente en el 90% de los tumores de colon y que pasa a la sangre en forma de ADN libre.

¿Puede una mala alimentación provocar cáncer de colon?

Los profesionales señalan que hábitos de conducta inadecuados pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon. Una alimentación rica en carne rojas, baja en fibra, baja en calcio… puede aumentar el riesgo de desarrollo de pólipos y de cáncer colorrectal.

Actualidad, Noticias , ,