Blog

13 junio, 2018

Las muestras más utilizadas en la prueba de paternidad

Los especialistas aseguran que la muestra que se analiza más ampliamente en la prueba de paternidad es aquella obtenida de las células epiteliales de la mucosa oral a través de un frotis bucal con bastoncillos de algodón estériles en seco, es decir, la muestra clásica que se obtiene de frotar los laterales de la boca.

Se obtienen dos muestras, una del carrillo derecho y otra del izquierdo. Además de dar resultados exactos, esta muestra es fácil de obtener y de conservar.

Esta muestra es la que se suele tomar en las pruebas con validez jurídica, ya que en estos casos la muestra debe recogerse en el laboratorio y manteniendo la cadena de custodia. También son válidas otros tipos de muestras, como sangre con anticoagulante, sangre seca recogida sobre papel absorbente, líquido amniótico, uñas, pelo con raíz o cualquier otra muestra que se pueda recoger en el laboratorio o certificar inequívocamente su procedencia.

Hay casos en los que se pueden llegar a recoger por parte de los profesionales hasta muestras de restos cadavéricos y tejidos biológicos para ser analizados.

Realizar una recogida y custodia de las muestras adecuadas es imprescindible, por eso aquí puedes tener toda la información sobre las pruebas de paternidad en tu correo electrónico.

Otras muestras empleadas para determinar o excluir la paternidad

En los pruebas de paternidad informativas el ADN tanto del padre como del hijo se puede obtener, cualquiera de las muestras indicadas anteriormente como puede ser la saliva, un análisis de sangre, uñas cortadas, pelos arrancados de raíz, manchas de sangre en tiritas o en un papel absorbente, preservativos, dientes de leche, ropas con sudor, pinzas de ombligo en bebés…La diferencia principal es que la obtienen los propios interesados y las traen al laboratorio.

Muestras con saliva

Las muestras con saliva son muy cómodas para estas pruebas informativas, por lo que los interesados nos pueden entregar cualquier muestra que la contengan, ya sea tazas, sellos, sobres, colillas, caramelos, las chupas de los bebés, vasos o latas, etc.. Hacer una recogida adecuada de las muestras es importante, por lo que puedes tener más información al respecto en tu correo electrónico.

El análisis de las muestras

Una vez contamos con estas muestras en el laboratorio es analizada y el ADN es extraído, además de purificado. Tras ello y siguiendo el proceso llamado Técnica de Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR), el ADN se somete a una amplificación para aumentar la presencia de las secciones específicas de cada individuo.

Las secciones obtenidas son las STR (del inglés Short Tandem Repeat), las cuales ofrecen una muestra clara y exacta de su longitud y sus repeticiones. Dicho de otra manera, se ve cómo está formada la cadena de ADN. De esta manera, al compararla con la cadena del otro individuo, se apreciaran mejor las coincidencias o diferencias.

 

 

Área de interés

Acepto la política de privacidad

Actualidad, Noticias ,