Blog

14 febrero, 2018

En los últimos años se han registrado 4.482 nuevos contagios de VIH en Canarias, más de la mitad en Las Palmas

En Canarias se han registrado 4.482 nuevos contagios por VIH desde el año 2.000. Más de la mitad de los casos se han detectado en la provincia de Las Palmas, lo que cambia la tendencia, ya que hasta la fecha las cifras indicaban que Santa Cruz de Tenerife lideraba este tipo de contagios. Los hombres son el género más afectado y la franja de edad se sitúa entre los 20 y los 39 años. El 83% de los contagios son por vía sexual y el 66,5% son por relaciones homosexuales. Los datos recabados por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica confirman un incremento de los casos de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) como la sífilis, la gonorrea o la clamidia en España y en Canarias, concretamente. Sin duda, esto es fruto del relajamiento en la prevención. Algo que se incrementa en épocas como los Carnavales. 

La Dra. Marina Rodríguez, especialista en Dermatología y Venereología, y Máster en Enfermedades Infecciosas, explica que “las ETS son una verdadera epidemia en el S.XXI. La más frecuente es la infección por el virus del papiloma humano (VPH), que afecta al 70-80% de la población sexualmente activa (lo que no significa que expresen la enfermedad). Le siguen la infección por clamidia, sífilis, gonorrea, herpes genital o VIH. En algunas de estas infecciones la transmisión no es exclusivamente por contagio sexual, sino también por vía sanguínea o al feto durante el embarazo (transmisión vertical). Esto sucede en infecciones como la hepatitis B o C, el VIH o la sífilis, con consecuencias, en ocasiones, fatales para el feto”

Hoy, 14 de febrero, se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual. Por ello, el laboratorio LGS-Análisis, el mayor de Canarias, ha querido advertir de que el Archipiélago es una de las Comunidades donde más contagios se producen. “Por ello, queremos colaborar impulsando acciones como esta, que pretende incidir en la prevención durante estas fechas. Los Carnavales suponen un período donde a las pautas preventivas y el uso del preservativo en las relaciones sexuales no se le da la importancia que requieren para evitar contraer una ETS”, detalla el director general de LGS Análisis, José Manuel Sánchez. 

Las ETS pueden estar causadas por virus (VPH, virus herpes simple (VHS), VHB, VHC, VIH), bacterias (Gonococo, clamidia, micoplasma, Treponema); protozoos (trichomna vaginalis) y ectoparásitos (sarcoptes o ptirus pubis). Estas patologías no siempre presentan lesiones dermatológicas visibles, y “en ocasiones no existen ni siquiera síntomas que alerten al portador que padece la infección”, explica la Dra. Marina Rodríguez, que detalla que “las lesiones pueden presentarse en casos precoces de VPH, VIH, virus hepatitis o sífilis. En el caso de las mujeres, las lesiones pueden permanecer ocultas a nivel intravaginal, que deben detectarse clínicamente, o bien hallarse en localizaciones extragenitales, como faringe o el recto”.

El preservativo protege de forma eficaz frente a las ETS que se transmiten por fluidos, en las que existe penetración vaginal, anal u oral, como pueden ser el gonococo, clamidia, micoplasma, trichomona, VHB, VHC y VIH. Sin embargo, la protección es deficiente en otras enfermedades como las producidas por el VPH, VHS, sífilis o virus del molusco (VMC). “Dichas enfermedades se pueden transmitir simplemente por el contacto piel con piel o con mucosas, sin necesidad de contactar con fluidos o penetración”.

Cifras mundiales 

Según datos de la OMS, en 2016 la prevalencia de infecciones de ETS en nuestro siglo se ha convertido en una epidemia de difícil control y con graves consecuencias, como muestran estas estadísticas: 

  • Cada día, más de 1 millón de personas contraen una infección de transmisión sexual.
  • Se estima que, anualmente, unos 357 millones de personas contraen alguna de las cuatro infecciones de transmisión sexual siguientes: clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis. 
  • Más de 500 millones de personas son portadoras del virus que provoca el herpes genital tipo 2 (HSV2).
  • Más de 290 millones de mujeres están infectadas con el virus del papiloma humano (VPH).
  • En la mayoría de los casos, las ETS son asintomáticas o solo van acompañadas de síntomas leves que no necesariamente permiten un diagnóstico certero.
  • Algunas ETS, como el herpes genital (HSV de tipo 2) y la sífilis, pueden incrementar el riesgo de contraer el VIH
  • Más de 900 000 mujeres embarazadas contrajeron sífilis en 2012, lo que causó complicaciones en alrededor de 350 000 casos, incluidos casos de muerte prenatal.
  • Más allá del efecto inmediato de la infección en sí misma, las ITS pueden tener consecuencias graves, entre ellas la esterilidad o la transmisión de infecciones de la madre al niño.
  • La farmacorresistencia actual, especialmente en relación con la gonorrea, es un obstáculo importante que dificulta la reducción de las ETS en todo el mundo. 

En cuanto al tratamiento, todas las ETS tienen tratamiento, siendo en algunos casos posible erradicar el microorganismo que causa la enfermedad. En otros, al contrario, tan solo es posible controlar su desarrollo. Un caso especial es el del virus del VPH, en el que lo más importante es diferenciar entre infección y enfermedad. Solo un pequeño porcentaje de personas infectadas va a presentar manifestaciones clínicas. “En este caso, como no existe ningún tratamiento erradicador del virus, lo más importante es la prevención mediante vacunas y con controles ginecológicos y dermatológicos adecuados para poder realizar el tratamiento adecuado”, informa la Dra. Rodríguez.

Un perfil que detecta cualquier ETS

Los laboratorios LGS Análisis desarrolla en Canarias un perfil diseñado para diagnosticar las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes con la tecnología más avanzada, utilizando técnicas de Biología Molecular, que son las más adecuadas y fiables en estos casos. Los patógenos que es capaz de detectar son: Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae (Gonorrea), Mycoplasma hominis, Mycoplasma genitalium, Ureaplasma parvum, Ureaplasma urealyticum, Trichomonas vaginalis, VIH (SIDA) y RPR (Sífilis). 

El director general de los laboratorios explica que “las muestras para la realización de esta prueba tanto en el caso de los hombres y las mujeres, se analiza la primera orina de la mañana o la posterior tras estar dos horas sin orinar. Además, se debe realizar una extracción de sangre. En el caso de las mujeres, también se puede hacer la toma de exudado endocervical, el cual debe ser tomado por un ginecólogo, y por supuesto una extracción de sangre”.

Actualidad, Noticias ,