14 noviembre, 2018

El estrés crónico aumenta la probabilidad de tener alto el colesterol malo

Mucho hemos oído hablar del estrés, pero poco acerca de las consecuencias físicas y mentales que éste tiene en el organismo. Además, del insomnio, falta de atención, estreñimiento, aumento de peso o irritabilidad, el estrés afecta de forma importante al sistema cardiovascular, ya que aumenta la presión arterial o provoca ataques al corazón.

También se ha comprobado como puede llegar a aumentar los niveles de colesterol malo, es decir, LDL.

¿Alguno de los signos o estados emocionales antes mencionados te resulta familiar? Entra aquí y descubre si tienes estrés.

La relación entre el estrés crónico y el colesterol

Los momentos puntuales de estrés no están relacionados con el colesterol, pero si el estrés crónico. ¿Por qué sucede esto? Los expertos apuntan a dos motivos.

En primer lugar, hablan de un aspecto que tiene que ver con los hábitos, ya que consideran que estas situaciones de estrés pueden llegar a aumentar el consumo de alimentos no saludables y a disminuir el tiempo que dedica a hacer deporte.

Por otro lado, apuntan que el estrés estimula el cortisol, conocida como la hormona del estrés, y la adrenalina, porque el cuerpo se encuentra en situación de alerta o tensión. Esto provoca una mayor liberación de triglicéridos y de ácidos grasos libres, que puede conllevar el incremento del colesterol malo con el paso del tiempo.

Además, incrementa los niveles de glucosa en sangre porque es la fuente de energía que el cuerpo necesita en este estado de alerta.

¿En qué fase de estrés me encuentro?

Hay personas que consideran el estrés como algo normal en su vida y no le ponen freno. Para conocer en qué fase del estrés nos encontramos y poder pararlo a tiempo en Eurofins LGS Megalab contamos con el análisis de saliva para diagnosticar el estrés.

El paciente debe llevar a casa un kit de recogida de muestras, ya que debe realizar este paso cuatro veces al día. Una vez se entregan en el laboratorio se analizan el cortisol y DHEA , ya que sus valores nos ayudan a determinar en qué fase de estrés se encuentra.

¿Cómo puedo reducir el estrés?

Los especialistas aportan algunos consejos para que consigamos disminuir el estrés y, por tanto, mejorar nuestra salud. Entre ellos destacamos los siguientes:

  • Realizar ejercicio físico para reducir la hormona del estrés (cortisol)
  • Seguir una dieta equilibrada donde no falten las frutas y verduras
  • Practicar técnicas de relajación
  • Reducir en la medida de lo posible los factores de estrés tanto en casa como en el trabajo, es decir, ser más organizado, etc.

 

Actualidad, Noticias , ,