8 noviembre, 2018

El consumo de alcohol y tabaco altera los resultados de los análisis de sangre

Hay factores externos e internos que pueden alterar notablemente los resultados finales de un análisis de sangre. Por lo general, entendemos que no se debe comer ni beber antes de realizar la prueba, sin embargo, hay otros factores o hábitos que pueden interferir y arrojar resultados equívocos. Uno de ellos es el consumo de alcohol y tabaco previo a la extracción.  

¿Cómo afecta el alcohol a los resultados?

Antes de un análisis de sangre hay que evitar tomar bebidas alcohólicas en los tres días previos, ya que su consumo va a interferir en los resultados de triglicéridos, colesterol, Gama GT y glucosa. También van a alterar las concentraciones de determinadas enzimas del hígado. 

¿Y el tabaco?

Al igual que hemos adoptado como costumbre el ayuno antes de un análisis de sangre también se debe hacer lo mismo con el tabaco y no fumar antes de la extracción. ¿Por qué? El motivo es que el tabaco afecta a la curva de la glucosa y a las pruebas de la agregación plaquetaria. 

Los cambios se suelen observar en la hora siguiente de haber fumado. En cualquier caso, afecta de forma diferente a cada persona según la edad y el género.  

La toma de medicación previa al análisis

Otro de los factores que también influye en los resultados de un análisis son los medicamentos. Por ello, es importante que el paciente informe tanto a su médico como al laboratorio la medicación que está tomando para ver la necesidad o no de pausar su toma temporalmente. 

Hay que tener en cuenta que los resultados de la coagulación de la sangre se ven alterados por la toma de antibióticos, antiinflamatorios y aspirina. Incluso la toma de complejos vitamínicos altera los resultados, es decir, la vitamina C altera la creatinina y la vitamina E puede alterar las pruebas de agregación plaquetaria. 

Antes de cualquier análisis consulta con el laboratorio para conocer las pautas que debes seguir previamente y obtener así unos resultados 100% certeros.  

¿Se puede beber agua antes de un análisis de sangre?

Esta es una pregunta que nos realizan habitualmente. El paciente puede ingerir pequeñas cantidades de agua, especialmente en aquellos casos que deba mantener ayuno. Si tienes que hacer un análisis de orina puede beber agua, pero no más de un vaso.  

En cuanto al ayuno, no es necesario si va a realizar un hemograma, pero si se van a analizar los valores de glucosa debe mantener un ayuno de al menos 8 horas. En otros casos el ayuno puede llegar a ser de 12-14 horas. 

Es importante no tomar ni chicles ni caramelos previo a la extracción porque alterarán los niveles de azúcar. 

 

Actualidad, Noticias , ,