Blog

26 marzo, 2018

El 30% de las pruebas de paternidad en Canarias revelan que el hijo es de otro padre

En nuestros laboratorios se realizan cada año unas 50 pruebas de paternidad, entre aquellos solicitados por orden judicial y los informativos sin validez jurídica. De todos ellos más del 30% revelan que el hijo es de otro padre.

Más concretamente, del total de pruebas realizadas el 70% son informativos o no probatorios, es decir, que lo realizan personas interesadas (madre, padres, abuelos…). De ellos el 40% niegan el vínculo de paternidad analizado. 

El 30% de los test restantes son realizados con validez judicial y el 25% de ellos demuestran que el hijo es de otro padre.

La desconfianza de las abuelas hacia las nueras, entre las causas comunes de los test de paternidad

Existen diferentes motivos por los que se realizan los test. La causa más frecuente de solicitud en el caso de las pruebas de paternidad informativas es la incertidumbre ya sea de los presuntos padres (infidelidades, nuevas parejas…) y de las madres que no tienen certeza de quien es el padre. En este último caso también solicitan realizar la prueba incluso antes de nacer el niño, durante el embarazo. Son significativos también los casos de abuelas que solicitan la prueba por desconfianza hacia sus nueras.

En los casos de las pruebas de paternidad con validez judicial prevalecen los de procedimientos de divorcio y custodia de hijos, reagrupación familiar en caso de inmigrantes, herencias, inscripciones en el registro civil…

Uñas cortadas o dientes de leche para determinar la paternidad

Para confirmar la paternidad se pueden utilizar diversos tipos de muestras que puedan contener ADN del presunto padre e hijo. Para las pruebas informativas el interesado puede llevar desde uñas cortadas a pelos arrancados con raíz, manchas de sangre en tiritas, semen (preservativos), dientes de leche, pañales, ropas con resto de sudor, pañuelos con mucosidades, cepillos de dientes, pinzas de ombligo y cualquier muestra que contenga saliva: recipientes de bebidas como vasos o latas, tazas, sellos, sobres, colillas, caramelos, chupas de bebé, etc.

En el caso de las pruebas con validez jurídica la toma de la muestra debe ser en el laboratorio. La manera más sencilla e indolora para obtener muestras biológicas es realizar un frotis bucal utilizando bastoncillos de algodón, para recoger células del epitelio bucal o saliva.

También es frecuente recoger manchas de sangre periférica en papel absorbente. Y en determinados casos se pueden usar restos cadavéricos y tejidos biológicos (biopsias en parafina). Todas estas muestras son analizadas siguiendo este procedimiento que te explicamos aquí.

Máxima fiabilidad de los resultados

La prueba de paternidad es totalmente fiable, ya que lo realizan expertos en genética y con la tecnología adecuada. Además, en los laboratorios se siguen los procedimientos y protocolos de trabajo recomendados por grupos de trabajo nacionales e internacionales de Genética forense.

Todo ello siguiendo criterios de calidad y seguridad que garantizan la máxima fiabilidad, precisión, reproducibilidad y consistencia a los resultados obtenidos.

Además, en las pruebas probatorias se realiza la identificación adecuada de los participantes y se sigue una cadena de custodia, que garantiza que las muestran están inalteradas hasta el momento de su análisis, por lo que son admitidas en procesos judiciales.

Si quieres conocer más información sobre este tipo de pruebas, solo tienes que acudir a tu centro LGS Análisis más cercano con las muestras correspondientes y las analizaremos garantizando la confidencialidad de los resultados.

Actualidad, Noticias ,