23 marzo, 2016

Canarias, a la cabeza en el crecimiento de las enfermedades de transmisión sexual

Patologías como la sífilis, la gonorrea o la chlamydia experimentan un aumento de los casos

Unas semanas después de la celebración de los carnavales crece la inquietud entre la población que ha mantenido relaciones sexuales sin haber tomado medidas preventivas. El laboratorio LGS-Análisis, consciente de esta situación, ha preparado una nueva prueba de detección de Enfermedades de Transmisión Sexual capaz de despejar todas las dudas. Además ha desarrollado una campaña informativa de promoción de esta prueba bajo el lema «No te comas la cabeza».

Santa Cruz de Tenerife, 22 de marzo.La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica ha detectado un incremento de los casos de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en España y más concretamente, en Canarias. Este organismo público alerta del aumento de enfermedades como la sífilis, la gonorrea o la chlamydia. Otras, como el VIH, se mantiene estable. Esto es debido, en gran medida, al relajamiento en las medidas de prevención y por supuesto en la extensión de los contagios al desconocer que se padece dicha enfermedad, dado que en sus primeros estadíos cursan sin síntomas.

Una de las Comunidades que más casos ha declarado de Sífilis ha sido Canarias, donde se registraron casi 11 positivos por cada 100.000 habitantes. Esta cifra supera con creces la media nacional, situada en 8 casos. Esta enfermedad tiene un período de incubación relativamente largo, desde 2 semanas hasta los 90 días, en determinados casos. Por ello es preciso diagnosticarla a tiempo para evitar complicaciones y nuevos contagios.

Esta patología se suele presentar con una lesión o úlcera, al que se le denomina chancro sifilítico. Identifica el lugar del contagio, por lo que puede aparecer en los genitales, ano o boca. Un mes más tarde esta lesión desaparece y surgen nuevos síntomas que indican que la infección se ha extendido. La primera manifestación son manchas cutáneas y posteriormente afecciones hepáticas, óseas o articulares, entre otras. Todo ello acompañado de malestar general y fiebre.

Si no es tratada convenientemente, la Sífilis puede causar problemas de salud grave. No es raro que generen patologías neurológicas o cardiovasculares si alcanza un desarrollo suficiente. Su tratamiento es mediante la aplicación de antibióticos. 

Consecuencias de la gonorrea

El caso de la gonorrea es otra de esas ETS que si se tratan de forma precoz se resuelve sin problema. Sin embargo, si no se aplica el correspondiente tratamiento, la enfermedad puede ocasionar graves consencuencias para la salud. La ocasiona un gonococo que afecta a las mucosas del aparato reproductivo y urinario, así como a otras zonas como la faringe o el recto, en determinados casos. El signo más evidente es la secreción de signos de infección por la uretra.

En casos graves y sin el tratamiento adecuado, la enfermedad puede ocasionar esterilidad y la extensión de la infección por todo el organismo. Algunas cepas de la bacteria son resistentes a algunos antibióticos.

La incidencia del SIDA se mantiene en España

La ETS considerada más grave y que más víctimas se cobró en los años 80 y 90 es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) ocasionado por el VIH. Su incidencia en España se mantiene en una tasa superior a los 10 casos por cada 100.000 habitantes. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres es la más frecuente (51,2%), seguida de la heterosexual (28,5%) y la que se produce entre usuarios de drogas inyectadas (4,4%).

Se aprecian diferentes tendencias en la incidencia de nuevos diagnósticos de VIH según mecanismo de transmisión: en usuarios de drogas inyectadas la tendencia es descendente; en heterosexuales los casos descienden levemente en mujeres y se mantienen estables en hombres, y en hombres que tienen sexo con hombres la tendencia es ascendente. Esto sin duda ha sido provocado por el relajamiento en prevención, ya que la enfermedad se ha convertido en una patología crónica gracias en gran medida al desarrollo de los retrovirales.

En definitiva, en la actualidad la incidencia de ETS entre la población española aumenta, siendo en las zonas con más turismo donde las cifras se disparan. Canarias se sitúa como una de las regiones de España donde las tasas se encuentran al alza.

Si bien es cierto que la población debe mantener unos hábitos preventivos adecuados, es cierto que en determinadas fechas estos hábitos se relajan y la protección frente a contagios pasa a no ser una prioridad. Uno de esos períodos son los carnavales, donde las campañas de información se intensifican, ya que crecen las relaciones sexuales sin medidas profilácticas.

No te comas la cabeza

Cualquier relación sin protección puede desencadenar un contagio, por lo que conviene someterse a las pruebas de detección necesarias para así evitar preocupaciones innecesarias y nuevos contagios. Pero si no has tomado estas medias y sospechas que puedes haberte contagiado lo mejor es «no comerte la cabeza» y someterte a una prueba analítica que despeje cualquier duda. El Laboratorio LGS-Análisis tiene esto muy presente, por ello han desarrollado una campaña bajo el lema «No te comas la cabeza» para animar a todos aquellos canarios que durante los carnavales han mantenido relaciones sin protección y no se atreven a someterse a las pruebas.

La campaña ‘No te comas la cabeza’ busca precisamente eso, animar a la población que han tenido prácticas de riesgo, salir de dudas. Para ello el laboratorio ha desarrollado la tecnología necesaria para detectar hasta 9 ETS distintas con una sola prueba.

Se trata de un un perfil diseñado para diagnosticar las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes con la tecnología más avanzada, utilizando técnicas de Biología Molecular, que son las más adecuadas y fiables en estos casos. Los patógenos que es capaz de detectar son: Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae (Gonorrea), Mycoplasma hominis, Mycoplasma genitalium, Ureaplasma parvum, Ureaplasma urealyticum, Trichomonas vaginalis, VIH (SIDA) y RPR (Sífilis).

Las muestras para la realización de esta prueba son distintas en el caso de los hombres y las mujeres. En el caso de los hombres, se analiza la primera orina de la mañana o la posterior al haber estado al menos dos horas sin orinar. Además, se debe realizar una extracción de sangre. En el caso de las mujeres es preciso la toma de exudado endocervical, el cual debe ser tomado por un ginecólogo, y por supuesto una extracción de sangre.

Actualidad, Noticias