1 diciembre, 2016

5.000 personas son portadoras de VIH en Canarias

El VIH, es el causante del SIDA, es decir, la fase más avanzada de la infección. Este virus se transmite a través de relaciones sexuales sin preservativo con personas infectadas por el VIH; el intercambio de agujas y jeringas o de cualquier material para la administración de drogas; y es posible que se transmita durante el embarazo, parto o lactancia de madre a hijo.

Según los últimos datos, la situación en Canarias es preocupante. Actualmente, hay en las islas unas 5.000 personas que padecen VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y se estima que cada día se produce un nuevo contagio.

La prevención es la principal vía para evitar el contagio y se deben realizar análisis regulares para controlar su desarrollo y transmisión. Sin embargo, en Canarias el 43% de las nuevas infecciones que se produjeron en 2014 se diagnosticaron de manera tardía, según datos del Gobierno de Canarias. La detección del VIH antes de su desarrollo, su tratamiento y la prevención, suponen pilares fundamentales en toda política de Salud Pública de las sociedades avanzadas. El Laboratorio LGS-Análisis tiene la tecnología más puntera que permite detectar este tipo de enfermedades.

Análisis de sangre para la detección del VIH

Un análisis de sangre permite detectar la presencia del virus VIH o de anticuerpos contra el VIH en el organismo, es decir, muestran si el paciente ha contraído o no la infección por el virus, pero no son capaces de determinar cuándo se contagió.

La realización de dichas pruebas es crucial en la detección precoz, ya que permite conocer mejor la evolución de la infección y evitar su transmisión a otras personas. Ésta se puede realizar en laboratorios clínicos o en centros sanitarios, es voluntaria y totalmente confidencial.

En LGS-Análisis, realizamos la detección del antígeno y anticuerpo (Ag P24) pudiendo dar los resultados en menos de 24 horas.

Si el resultado es negativo significa que no tiene el VIH. En este caso debe seguir tomando las medidas necesarias para evitar contraerlo, además se aconseja repetir el análisis pasado tres meses para confirmar que en un primer momento la prueba no arrojó un falso negativo.

Por el contrario, si el resultado es positivo, es decir, que tiene el VIH, debe tomar medidas para proteger su salud y la de los demás y acudir a su médico. En estos casos se recomienda realizar un segundo análisis de confirmación por Western blot .

En esta situación el médico pauta un tratamiento de antirretrovirales (TAR), medicamentos contra la infección que causa el VIH que, además, ayudan a minimizar el riesgo de transmisión. Aún así será el especialista quien establezca la estrategia médica de acuerdo con las especificidades de cada caso y el grado de evolución del virus. Para ello, se podrá realizar la cuantificación de la carga viral por biología molecular para ver la evolución de la enfermedad.

Con los últimos avances en tratamientos, la esperanza de vida de personas con la infección por VIH es similar al de aquellas que sufren enfermedades crónicas.

Quienes deben realizarse las pruebas

Las organizaciones internacionales y aquellas relacionadas con la acción contra el SIDA recuerdan que todas las personas son susceptibles de contagiarse con el VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual.

Por ello, se recomienda que todas las personas entre los 13 y 64 años se realicen al menos una vez la prueba para detectar el virus.

Especialmente, las autoridades sanitarias establecen que deben realizarse anualmente el examen del VIH aquellas personas con alto riesgo de infección, es decir, aquellos pertenecientes al colectivo homosexual, aquellos que creen haber mantenido relaciones sexuales con personas VIH positivas, si se han inyectado drogas y si han compartido agujas o algodones con otras personas.

También deben acudir anualmente quienes han mantenido relaciones frecuentes con varias parejas sexuales, si ha sido diagnosticado y tratado de alguna otra enfermedad de trasmisión sexual y aquellos a los que se ha diagnosticado hepatitis o tuberculosis.

Las mujeres embarazadas deben llevar a cabo estas pruebas lo antes posible durante cada embarazo

En LGS-Análisis apoyamos la acción en la lucha contra el SIDA. La prevención y el diagnóstico precoz son fundamentales para poner freno a la infección del VIH, por ello recomendamos la realización regular de análisis para la detección, tanto del VIH, como de cualquier otra infección de transmisión sexual.

Actualidad, Noticias